Una mirada al desierto

Hasta el momento hemos conocido a dos entrevistados en Imprescindibles. Suficientes para permitirnos un alto en el camino y reflexionar. Irina y Nur tienen muchas cosas en común pese a partir de puntos tan distintos y, por supuesto, no conocerse de nada. Él, español nacido en la posguerra, empezó a viajar en los 70; ella, una joven alemana, ni siquiera había nacido en ese década y no es hasta 2009 que empieza a recorrer el mundo.

Sin embargo, ambos viajeros coinciden en muchos puntos. Algunos son evidentes: viajar te colma de diversidad y te obliga a abrir nuevas perspectivas, te descubre que en todos lados hay alguien dispuesto a ayudar, ya sea una imponente partida de ‘cazadores’ rusos en medio del bosque o el único camionero que cruzaba el desierto iraní cuando te quedaste tirado

Pero otros no lo son tanto. ¿Os habéis fijado como ambos insisten en la importancia de encontrar al otro en sus ojos? Para Irina, esta es una herramienta fundamental a la hora de decidir si subirse al coche de un desconocido. “Mira a la gente a los ojos y sabrás un montón sobre ellas -nos recomienda- es algo que he aprendido durante mis viajes”. Por su parte, Nur también insiste en que “la vida te enseña mirando a los ojos a las personas. Así ves si es buena o mala persona, si te engaña o no te engaña… si te engaña mucho o poco”.

Junto a este hay otro detalle que nos ha llamado especialmente la atención. Ambos son personas fascinadas por el desierto. Para ella “los vastos parajes, las grandes vistas” son su verdadero interés. De hecho, a día de hoy Irina se encuentra atravesando el desierto del Gobi, esta vez en compañía, desde donde nos ha mandado este bonito atardecer.14753903_10206635001108128_8663558512020853695_o

“El desierto te llena el corazón”, dice Nur. El desierto te enfrenta a la inmensidad del mundo “y te das cuenta de que tu eres pequeñito… y de que la vida existe a pesar de lo pequeños que somos nosotros”. Así lo cuentan dos personas que volcaron su mirada en miles de ojos antes de llegar a los del desierto. Y quedaron prendadas de él.

Pronto os traeremos nuevos entrevistados que no necesariamente están vinculados al mundo de los viajes, pero aun así hemos decidido, a modo de pequeño experimento y homenaje, preguntarles sobre qué les sugiere a ellos el desierto. Pero eso es solo una ínfima parte de lo que tienen por mostrar. Si te han gustado las anteriores entrevistas, no te pierdas lo que está por venir.

¿Y tú, qué ves cuando echas una mirada al desierto?

[…]

¡Cuántas, cuántas maravillas
Sublimes y a par sencillas,
Sembró la freunría mano
De Dios allí!-¡Cuánto arcano
Que no es dado al mundo ver!
La humilde hierba, el insecto,
La aura aromática y pura;
El silencio, el triste aspecto
De la grandiosa llanura,
El pálido anochecer,

Las armonías del viento,
Dicen más al pensamiento,
Que todo cuanto a porfía
La vana filosofía
Pretende altiva enseñar.
¿Qué pincel podrá pintarlas.
Sin deslucir su belleza?
¡Qué lengua humana alabarlas!
Sólo el genio su grandeza
Puede sentir y admirar.

[…]

Fragmento de El Desierto, de Esteban Echeverría

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s